martes, 11 de mayo de 2010

Texto de Norberto Luis Romero

ZAPATERAS REMENDONAS

Todos los chicos sabemos de sobra que las hermanas Gutiérrez roban niños y se los comen, lo que pasa es que no son sonsas, y se van a otros pueblos a capturarlos, porque aquí las conocemos muy bien.
Yo lo sé, mi hermana también, pero no les tenemos miedo porque somos pobres y andamos descalzos.
Yo las vi una vez a las tres sentadas, rodeadas de zapatitos, zapatillas y alpargatas regados por el suelo, sacándoles brillo a los de charol, enhebrando los cordones a las zapatillas y recortando los bigotes a las alpargatas, según dicen ellas, pero mi hermana y yo sabemos que lo que hacen es limpiarles la sangre. Los coleccionan como trofeos y los ponen en unas estanterías muy grandes, donde además tienen otras muchas cosas que, de seguro, fueron de los niños muertos y comidos.
Son unas descaradas, porque todo el mundo puede ver, cuando entra en su casa, los pares de calzado infantil pulcramente alineados en los estantes y mi hermana y yo no nos creemos lo que ellas dicen: que son zapateras remendonas.

Texto inédito de Norberto Luis Romero
http://www.norbertoluisromero.com/

Fotografía de Ángel López Carus
http://www.flickr.com/photos/tiriti/

10 comentarios:

No Comments dijo...

No me fiaría no, de esas remendonas.. jeje

Muy bueno. Me gustó.

Un saludo indio

carolina molina dijo...

No sé de dónde saca Norberto estos temas tan atrayectes para un escritor y tan inquietantes para un lector. Muchas gracias por compartirlo con nosotros y a ti Luis por ser el vehículo maravilloso que nos lo trae.
Un abrazo.
carolina Molina.

carolina molina dijo...

Gracias a Luis y a Norberto por compartirlo con nosotros. No sé de dónde saca estos temas nuestro amigo Nor, son magníficos. De una gran proyección literaria.
Un fuerte abrazo.
Carolina Molina.

Enrique dijo...

Qué casualidad! La foto de la zapatería la hice yo hace unos 8 ó 10 años en Llanes. Ya no existe. Qué pena.

anines dijo...

¡¡¡Felicitaciones!!! Una pluma de excelencia y una imaginación desbordante.
Gracias por compartirlo.
Un abrazo,
Aninés Macadam

La navaja en el ojo dijo...

La foto es buenísima, Enrique... Y el microcuento, también, por supuesto, Norberto. Es que la imaginación infantil funciona así totalmente.

Angeles dijo...

Por favor, ¿alguien podría encaminar los pasos de esas dignas señoras Gutiérrez, a cierta casita en Madrid, con dos leones delante? Gracias.

José Luis Ríos dijo...

Me gusta muchísimo esta foto, es perfecta en su sencillez, y con esa luz.... Tú también la has visto.

Un abrazo

Norberto dijo...

Muchas gracias, Luis, por tu cálido alojamiento y gracias a todos los amigos que, a partir de este momento, dejarán de enviar a sus hijos a recoger los zapatos.
Con un abrazo, Norberto

JALOZA dijo...

Sensacional. Es tan... No sabría por dónde empezar.