domingo, 19 de diciembre de 2010

Lanzador de cuchillos


A veces no soy yo, busco un disfraz mejor.
"Valiente" Vetusta Morla.

Tengo miedo del mañana. Y del pasado mañana. De la mentira y su disfraz.
Tengo miedo del presente. Y del futuro interrogante. Imperfecto. Malcarado. Interior mal ventilado. Semisótano sin alquilar.
De este hoy tan extraño. Acertijo. Jeroglífico. Laberinto cirílico. Paisaje lunar.
Tengo miedo a mi reflejo. Cada vez más deformado. Extranjero. Invertebrado. Turbio y aquilonal.
Tengo miedo del humo. De la piedra y el cristal. Del color adulterado. Del huevo; la serpiente y la sal.
De los ojos empañados. Y los ángeles caídos. Los malditos. Los ahogados. Las heridas que no paran de sangrar.
Tengo miedo de la nada. De su filo y su corona. De la hiedra enraizada. La navaja y su imán.
Soborno. Útero. Sosiego. Punto y final.
Tengo miedo a esta tormenta. A este sólido vendaval. Desequilibrio convertido en firme lealtad.
Alambre. Horóscopo. Cuerda floja. Hogar provisional.
Tengo miedo a las palabras. Habitaciones huecas. Trampantojos. Teatro. Espuma de mar.
Mentiras piadosas. Orfanato. Paraíso artificial.
Inclusa. Vinagre. Oropel y flor de azahar
Tengo miedo a las noches. A sus fugas; venenos y atajos. A sus clarividentes borracheras. Cartón piedra. Jardín accidental.
Tengo miedo a los espejismos. A los animales enjaulados. A las puertas entreabiertas; mal cerradas. Ceniza, lodo. Ponzoña y vertedero. Pasado sin enterrar.
Tengo miedo de mi propia mano. De la empuñadura. El acero. El pulso y la armadura. La batalla y el fracaso. Molinos de viento. Arena. Barro. Polvo y cal.
Tengo miedo de este otro. Este que me mira y no se esconde. Espejo. Reflejo. Reptil. Hombre. Cazador furtivo que cada noche muda de piel y nombre.
Francotirador. Demente. Homicida delirante.
Lanzador de cuchillos y mentiras. Flores. Joyas. Y pétalos ardientes.

Fotografía de Richard Hernández Arrondo
http://www.ricardofoto.es/blog

Poema de Jorge del Frago

8 comentarios:

Richard Hernández dijo...

¡Encantado de volver a colaborar contigo! ¡Un abrazo!

H e l e n a... dijo...

Bonito poema...

No Comments dijo...

Yo tengo miedo de tener miedo.
Muy poético.

Un saludo indio

JALOZA dijo...

Jorge vuelve por sus fueros. Inventor de palabras, o casi. Recordé una canción de Los Piratas, creo que se llamaba Dinero, y otra de Def con Dos titulada Miedo a una muerte ridícula.

El miedo y sus mil acepciones.

José Luis Ríos dijo...

Me ha gustado mucho tu libro de relatos, Luis. Que pases unos buenos días de Navidad y que el año que viene te vaya todo bien, a ti y a los tuyos.

Un abrazo

Aquí me quedaré... dijo...

Aunque lectora, casi sin palabras escritas, de tu blog.
Vengo a desearte feliz entrada al 2011

Saludos

Aquí me quedaré... dijo...

Se me ha puesto el pelo de punta tu escrito.

Vetusta Morla también me gusta mucho

Aquí me quedaré... dijo...

Luis
Aunque no lo parece, la vida es corta y corto su recorrido.
Nos olvidamos de la ternura, de apreciarnos a nosotros mismos, de no ser nuestros mayores enemigos y de no ser libres. Es entonces cuando el camino por andar, se hace largo, pesado y doloroso.

Un abrazo