jueves, 3 de septiembre de 2009

Ya no

Ya no creo en el amor.
Perdóname.
Ya tan sólo
creo en mí.
En mi egoísmo
y mi existir,
en mis ganas de llorar.

Perdóname.
Ya no creo
en ese verbo ardiente, absoluto,
en esa extrema plenitud.
No es verdad.
Ya no existe ese lugar.

Perdóname.
Ya no soy capaz
de entregar la mirada,
el tiempo, el silencio,
todo mi ser,
a esa emoción intensa,
generosa
forma de sentir.

Perdóname.
Ya no puedo entender,
querer otra cosa
que no sea yo mismo,
mis ganas, mi necesidad
por apuñalarme, morir desangrado,
cada noche resucitar.

Perdóname.
Ya no creo en el amor.
Tan sólo creo
en ajustar cuentas, errores,
palabras pendientes
con el tipo que ahora soy.
En rebelarme y liquidar
años, pasado, vida,
deudas sin pagar.

Poema de Jorge del Frago

Fotografía de Sigfrido González.
http://www.flickr.com/photos/sifro/

3 comentarios:

sifro dijo...

Buff..........fantástica combinación de texto y foto. Ambos de evocaciones cercanas a la tristeza, la renuncia, el cambio y el abandono.

ENHORABUENA, poeta...!!

JALOZA dijo...

Jo, qué triste. Es verdad que en ese estado suele salir lo mejor del artista, cuando uno está feliz no escribe, se va al bar a tomar unas cañas y si tiene compañía...

Duele.

no comments dijo...

En esta poesía se describe a la perfección el desamor, la sensación de una persona cuando es engañada, cuando lo único que quiere es venganza, cuando ya no puede creer en que el camino le devolverá la ilusión...

Un saludo indio